Carajitos

Escrito el 23/11/2020
Recetas Salas (Asturias)

 

Oficina turismo   Ayto   Eventos   Ruta GPS   Sube tus fotos   

Teléfonos

985 830 988 • 985 830 004 ( Oficina de turismo)   |   985 830 004985 830 005 (Ayto.)

Descripción

Clasificación: Postre

Ingredientes:

  • 200 gramos de avellana o nuez molida
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 claras

Preparación: Se muelen las avellanas o nueces —las avellanas se muelen con la piel fina que las cubre— y se mezclan con el azúcar añadiendo las claras un poco batidas; se mezcla todo bien, y engrasando la placa del horno, o una bandeja apropiada, se van poniendo cucharadas del preparado. Con las cantidades señaladas se pueden hacer, de tamaño normal de galletas, una docena de Carajitos.

Se dejan cocer a horno moderado unos veinte minutos, hasta que queden dorados.

Estos pastelillos, llamados los Carajitos del Profesor, bien pueden ser los mazapanes asturianos. Se conservan varios días guardados en cajas de latón o bolsas de plástico.

Se comenzaron a preparar en la villa de Salas y en la actualidad ya se hacen en otros muchos lugares. No tienen muchos años de existencia, pero ya se considera un postre popular y típico que se compra en confiterías y en distintas romerías. En Salas los han comercializado y los venden en bolsas con el anuncio de la mercancía.

Camilo José Cela, en su Enciclopedia del Erotismo, lo recoge: «Confite de almendra o avellana, yema de huevo y azúcar». Enciclopedia Espasa: «Nombre que se da vulgarmente en Madrid a un dulce seco en forma de barra pequeña y dura, de la clase del almendrado. Con este nombre —aunque con diferente forma— los fabrica don Rafael Fernández y Fernández, alias Falín y el Profesor, que también los expende en cajas con la siguiente leyenda: «Carajitos del Profesor. Teléfono 30. Salas (Asturias)»; el Profesor, sobre todo confitero, es funerario, dueño de un bar, corresponsal de los periódicos, solista cantor de zarzuelas (y en bodas y funerales) e intérprete al órgano y al armónium; su tienda está en la plaza de España, de la citada villa».

Evaristo Arce, citado en esta obra, recuerda que Cela «de Salas se llevó como souvenir varios «carajitos del profesor», unos dulces riquísimos y originales».

En Belmonte, donde acaso se comenzaron a preparar por primera vez, los llamaban Macarrones.

Fuente: Receta popular de la cocina asturiana facilitada por Víctor Alperi (Mieres, Asturias, 1930), autor de tratados gastronómicos, novelista, crítico literario y de arte... Pertenece al archivo familiar, puesto al día durante muchos años de trabajo por su madre, ya fallecida, Sofía Fernández de Alperi, una de las mejores —acaso la única— autoras de cocina que ha tenido Asturias, al lado de Nieves y su famoso Ramillete del ama de casa. Este y otros platos forman parte de la magna obra La Cocina Asturiana (2 tomos), editada por La Voz de Asturias S.A. (Lugones, Siero, 1995), con dirección gastronómica de V. Alperi y textos literarios, notas y recetarios de V. Alperi y Sofía Fernández.

Dirección

Dirección postal: 33860 Salas. Salas.

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

 

Información complementaria

 

Historia de Salas


 

Los primeros vestigios claros de presencia humana en el territorio del actual concejo de Salas se remontan al periodo megalítico, con unas necrópolis tumulares emplazadas en collados y en los ejes axiales de los cordales montañosos. Excepto uno, constan de más de una arquitectura tumular, abundando los que tienen cámara con planta oval. Destacan los de La Campa San Juan, Penausén y Las Corradas.

La Edad del Bronce ha dejado restos de su cultura material; es el caso de las hachas de Figares, Malleza y Alava.

De época castreña cuenta con nueve castros reconocidos. Suelen estar ubicados en los espolones terminales de los cordales montañosos o bien en cerros muy destacados, con líneas defensivas que se adaptan a esas condiciones del relieve, pero con importantes modificaciones de éste, creando acentuados e infranqueables desniveles. Son de planta oval y dimensiones variadas. Ocupaba esta zona el pueblo prerromano de los páesicos.

La dominación romana alcanzó estas tierras, encontrando en ellas el atractivo del oro. Aún se conservan muestras del laboreo con técnicas romanas; destacan las de Ablaneda-Godán, por el volumen de tierra removido y la ingeniería hidráulica utilizada. Otros indicios romanos son la lápida de Flaus, encontrada en Ablaneda, y restos encontrados cerca de Cornellana (Sobrearriba) de una villa romana y de la estela ornamentada de la hija de Talavo (Castiello).

La documentación escrita empieza a proporcionar noticias más concretas referentes a diversos lugares del territorio de Salas. En el año 889 el diácono Tiellus da al presbítero Riciulfo el monasterio de San Esteban de Alava. Son numerosas las menciones, pero no todas se pueden confirmar con seguridad hasta el s. XII. Es el caso de la donación de la iglesia de San Martín de Cornellana en el 898 y la de San Martín de Salas en 1006. Más fidedignas son las lápidas epigráficas del s. X procedentes de esta última iglesia que mencionan a Adefonsus Confesso, identificado como hijo de Fruela II, quien se levantaría contra Ramiro II. Fracasado su intento, sería torturado y castigado con ceguera, y, años después, indultado, regresaría a Asturias reconstruyendo la iglesia de San Martín (Monumento Nacional). La entidad monástica más poderosa del medievo salense tendrá lugar en Cornellana. La infanta Cristina, hija de Bermudo II, otorga en el año 1024 la carta fundacional del monasterio de San Salvador de Cornellana (Monumento Nacional). Después de un periodo de fragmentaciones, será el conde Suero Bermúdez y su mujer Enderquina quienes reúnan y aumenten sus bienes, e integren el cenobio en la jurisdicción cluniaciense a través de una donación del año 1122. Tan sólo cuatro años más tarde Alfonso VII concedía a esta institución un coto jurisdicional.

El mundo laico tiene sin duda el principal centro de toma de decisiones relativas al territorio en el castillo de Salas (Monumento Nacional). El propio Don Suero se halla presidiendo un concilio en el «castello antiquo» de Salas. Existía en el territorio salense una organización jurídico-administrativa bastante completa que acabará consolidándose con la fundación de un nuevo centro administrativo para esta demarcación: la puebla de Salas.

No se conserva la carta fundacional de la nueva pola, aunque se atribuye a la última fase del reinado de Alfonso X, entre 1270 y 1277. No se trata de una fundación nueva, puesto que la puebla creció a la sombra del castillo. Pasó a capitalizar una actividad económica y administrativa de un territorio inferior al actual.

En 1490 se fecha la primera noticia relativa al establecimiento de una interesante asociación formada por los concejos de Grado, Pravia, Salas, Valdés y Miranda, que denota una intención de asumir una personalidad jurídica unitaria supramunicipal.

La consolidación de la autoridad municipal no estuvo exenta de fuertes tensiones con la otra institución que dominaba parte del territorio de Salas: el monasterio de Cornellana. Aunque no fue la única, ya que en 1301 surge un conflicto similar entre el obispo de Oviedo y el concejo de Valdés porque los habitantes del coto de Lavio son recibidos como vecinos en la puebla de Luarca. Paralelamente, la villa de Cornellana generó un pequeño núcleo de animada actividad en el que participan artesanos y mercaderes, siempre alentado por el continuo ir y venir de la ruta jacobea.

Durante el periodo medieval también el territorio de Salas estuvo engarzado en el principal itinerario de la ruta asturiana de peregrinación compostelana y albergaba en sus términos hitos fundamentales de este recorrido, como, por ejemplo, en el coto de Cornellana un hospital y en La Espina la malatería de Bazar y otro hospital.

Del poder feudal nos quedan como legados más importantes la torre del castillo de Salas, el palacio de Doriga y la torre del coto de Soto de los Infantes.

En la Edad Moderna se produce el nacimiento de una de las figuras más influyentes del s. XVI, don Fernando de Valdés (Salas, 1483 - — Madrid, 1568), arzobispo de Sevilla, inquisidor general y presidente del Consejo de Castilla. Asturias le debe la Fundación de la Universidad de Oviedo, junto con otros centros centros culturales y asistenciales; la villa de Salas, la construcción de la colegiata Santa María la Mayor (Monumento Nacional) en 1549, adonde fue traladado su cuerpo tras su muerte y reformas del palacio de Valdés Salas (Monumento Nacional).

En 1594 el concejo de Salas aparece ya formando parte de la Junta General del Principado. Únicamente se escapan al gobierno municipal los cotos de Cornellana, que acababa de integrarse en la congregación de San Benito de Valladolid, el coto de Soto de los Infantes, el de Lavio y el de Linares. El de Lavio es redimido en 1583 por los vecinos, pasando a ser Ayuntamiento autónomo.

El siglo XIX pondrá fin a esta situación, primero con la invasión napoleónica y después con la desamortización de Mendizábal, lo que supuso en 1827 la inclusión en el Ayuntamiento de Salas de los históricos cotos de Cornellana, Soto de los Infantes y Lavio. Poco después en 1835 es suprimido el monasterio de San Salvador, cuyo templo pasa a ser iglesia parroquial bajo la advocación de San Juan Bautista.

En la segunda mitad del s. XIX y primeros años del XX aparecen en el concejo algunos progresos de importancia, sobre todo en el aspecto socioeconómico, introduciéndose nuevos cultivos como la remolacha azucarera y el tabaco. También se asiste al inicio de la lenta sustitución de los cultivos cerealistas por el forraje para ganado, especializado en vacuno, con destino a los mercados de carne, primero, y a la producción láctea, después. En el mismo periodo asistimos a un periodo de emigración fundamentalmente a Cuba. Constantes que se mantienen en la segunda mitad del siglo, aunque la población ahora se dirige a las ciudades regionales.

En la actualidad se observa en el municipio una apertura a novedosas actividades económicas, como el turismo, pero que todavía no resultan del todo suficientes para fijar una población que tiene como principal actividad la ganadería.

Paralelamente, se están llevando a cabo actividades culturales encaminadas a la protección y rehabilitación del patrimonio histórico-artístico con las que se pretende contribuir al desarollo socio-económico del concejo.

Fuente: Ayuntamiento de Salas (www.ayto-salas.es)

Mapa de situación del municipio de Salas


 

Salas

Concejos limítrofes:

  • Belmonte de Miranda
  • Candamo
  • Cudillero
  • Grado
  • Ponga
  • Tineo
  • Valdés

Comarca Vaqueira


 

Marginados durante siglos, los vaqueiros dan hoy nombre a una extensa comarca de la Asturias occidental. Pastores trashumantes, su vida discurría entre las brañas costeras y los pastos de la montaña. El visitante seguirá sus pasos por sierras y valles hasta alcanzar la orilla del Cantábrico. Bosques frondosos, ríos de oro, pueblos pesqueros… Un territorio definido, no sólo por su paisaje: también por quienes lo habitan.

El territorio que recorrían los vaqueiros se extiende por cinco concejos del occidente asturiano: Allande, Cudillero, Salas, Tineo y Valdés. Tineo es el municipio de mayor superficie con 540 kilómetros cuadrados. La distancia a Oviedo es de unos 72 kilómetros.

Los concejos de Cudillero, Valdés, Tineo, Allande y Salas conforman la Comarca Vaqueira. Cudillero y Valdés regalan al visitante playas y acantilados que impresionan a la vista, mientras que Tineo hace gala de su pasado noble y minero, de una imponente gastronomía que –capitaneada por el chosco– es regocijo para el paladar. Allande alberga monumentos megalíticos y castros. En Salas, como en toda la zona, están presentes las reminiscencias de los vaqueiros, ganaderos trashumantes.

Qué ver

  • Villa de Luarca, Cabo Busto y Braña de Aristébano.
  • Reserva Natural de Barayo y Hoces del Esva.
  • Villa de Cudillero y Cabo Vidío.
  • Villa de Salas y Cornellana.
  • Villa de Tineo, Tuña y Navelgas.
  • Pola de Allande y San Emiliano.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330592302 0100000 0333 0333059 127475 0105000 033305923 0105002