Selgas y Albuerne, Fortunato de

Escrito el 23/11/2020
Abogados Cudillero (Asturias)

 

Descripción

  • Autor: Ramón Baragaño*, escritor e investigador.

El prestigioso investigador de arte y arqueología Fortunato de Selgas, creador con su hermano Ezequiel del espléndido palacio de El Pito (Cudillero), publicó un extenso artículo (al que ya se ha hecho referencia en estos ´Pliegos del alfoz´) titulado ´De Avilés a Cudillero. Apuntes de un viaje histórico y arqueológico´, en los tomos 3 y 4 de la ´Revista de Asturias´ (1880-1881). Asimismo es autor de un interesante libro sobre la historia y los monumentos de la villa avilesina, publicado en Madrid hace ya más de cien años, que merece la pena recordar por su rigor y porque se trata de una de las primeras obras dedicadas a destacar la riqueza monumental de Avilés.

El autor

Fortunato de Selgas y Albuerne nació en Cudillero el 27 de septiembre de 1838 y falleció en Madrid el 7 de noviembre de 1921. Estudió el Bachillerato en Oviedo, en cuya Universidad se licenció después (1864) en Derecho Civil y Canónico. Desde su época de estudiante comenzó a colaborar en periódicos como ´El Invierno´ (1859), y posteriormente continuó escribiendo en la ´Revista de Asturias´ (1880-1882) y otras publicaciones periódicas madrileñas como ´Boletín de la Real Academia de la Historia´ y ´Boletín de la Sociedad Española de Excursiones´. De origen modesto, su hermano mayor, Ezequiel, logró una gran fortuna con los negocios, lo que le permitió dedicarse a sus grandes aficiones: la historia, la arqueología y las bellas artes. En El Pito (Cudillero) ambos hermanos construyeron un fantástico palacio, dotado de hermosos jardines, donde fueron acumulando un gran número de valiosas obras de arte de todo tipo: muebles, porcelanas, tapices, esculturas, libros y cuadros de pintores como Goya, Tiziano o El Greco, entre otros maestros.

A pesar de su privilegiada posición económica y su amplia cultura, Fortunato de Selgas fue un hombre modesto y poco amigo de figurar, al que le gustaba dedicarse a los estudios históricos y arqueológicos y a realizar obras benéficas, entre las cuales hay que destacar la iglesia, el cementerio y, sobre todo, las escuelas de El Pito, que realizaron una gran labor docente. En Madrid, su otra residencia, colaboró decididamente con iniciativas sociales tales como las cantinas escolares y el Centro Protector de Ciegos. También llevó a cabo, entre los años 1912 a 1915, la restauración de la iglesia prerrománica de San Julián de los Prados, en Oviedo.

Rechazó el título de conde de Selgas, sólo ostentó un cargo en toda su vida (el de director del Museo de Reproducciones Artísticas) y fue miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, de la de Bellas Artes de San Fernando y de la de Ciencias Históricas de Toledo. Es autor de los libros ´Jovellanos, considerado como crítico de bellas artes´ (1883), ´La primitiva basílica de Santianes de Pravia (Oviedo) y su panteón regio´ (1902), ´Origen, fuero y monumentos de Avilés´ (1907), ´Monumentos ovetenses del siglo IX´ (1908) y ´La basílica de San Julián de los Prados (Santullano) en Oviedo´ (1916).

La obra

Fortunato de Selgas, elogiado como persona y como escritor por autores tan notables como Fermín Canella, Julio Somoza y Constantino Suárez, publicó en Madrid en 1907 un pequeño pero intenso libro de 45 páginas titulado ´Origen, fuero y monumentos de Avilés´, en el que recogió unos artículos aparecidos el año anterior en el ´Boletín de la Sociedad Española de Excursiones´. La obra está ilustrada con nueve láminas de reproducciones fotográficas, de gran calidad, de la prestigiosa casa madrileña Hauser y Menet, en las que figuran portadas de las iglesias de San Nicolás, San Francisco, Santo Tomás de Sabugo y la capilla de las Alas, palacio de Camposagrado y casa de Baragaña (palacio de Valdecarzana), así como el capitel romano y el friso visigótico o prerrománico de San Francisco y el retablo en alabastro de la capilla de las Alas, hoy desaparecido. Estas fotografías constituyen hoy un documento valiosísimo para conocer el estado de conservación de esos tesoros arquitectónicos y escultóricos hace un siglo.

Pese a que la obra está escrita en 1906, el texto, como corresponde a la categoría intelectual del autor, es serio y riguroso, bastante alejado de las fantasías que impregnan muchas de las publicaciones de esa época. Así, desecha los legendarios orígenes de la villa: «Todas las grandezas históricas de Avilés, anteriores a la invasión musulmana y a la restauración de la Monarquía, no han existido más que en la imaginación de los cronistas». Tras analizar detalladamente la importancia del Fuero de Avilés, Fortunato de Selgas estudia los principales monumentos avilesinos con bastante acierto, aunque en la cronología de algunos hoy disponemos de datos mucho más precisos. Cabe lamentar que no se haya detenido el autor en algunas construcciones de valor, tales como los caños de San Francisco o los palacios de Ferrera y de García Pumarino. Termina su texto el autor con la siguiente nota: «La índole de nuestro estudio, exclusivamente dedicado a lo que tiene relación con la Historia y Arqueología, no nos permite hacer la descripción del magnífico templo gótico que Avilés ha erigido en estos días. Sólo diremos que tan hermosa construcción honra al pueblo que la levantó y al arquitecto que la ha trazado».

NOTA

(*) Este texto se publicó también en el diario La Voz de Avilés-El Comercio, con fecha sábado 4 de septiembre de 2010 y título El Avilés monumental, por Fortunato de Selgas, en la sección «Pliegos del alfoz», que Ramón Baragaño dedica a investigaciones locales.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.